martes, 4 de junio de 2013

Metagenómica Agraria. Donde mueren las palabras.

El metagenoma se puede definir como el ADN total de una muestra ambiental. Ese ADN es el constituyente de todos los genomas integrantes de la población. La metagenómica persigue obtener secuencias del genoma de los diferentes componentes ambientales extrayendo y analizando su ADN de forma global.
La tecnología para la secuenciación de ADN se ha desarrollado con buena velocidad desde el 2003 hasta el presente permitiendo en la actualidad disminuir tiempos y costos, abriendo de ese modo  la puerta  a la denominada “era de la secuenciación masiva” con fuerte implicancia  tanto en la salud humana como en la agricultura..
Las comunidades microbianas presentes en los campos de cultivo son esenciales para que los productos agrícolas crezcan más y más sanos. La metagenómica juega un papel muy importante en el estudio estas comunidades y cómo influyen sobre los productos agrícolas. El crecimiento de las plantas está condicionado por microorganismos del suelo presentes alrededor de las raíces vegetales. Podemos citar como microorganismos beneficiosos para los cultivos agrícolas bacterias y hongos con capacidad para incrementar la absorción de nutrientes aumentando la fertilidad del suelo y beneficiando el crecimiento vegetal o con la capacidad de  proteger a la planta evitando el ataque de patógenos.
A menudo se pueden leer comentarios escritos en potencial relacionados con modificaciones de los suelos por la utilización de distintos productos biotecnológicos. Un ejemplo: “Lo último en ciencia parece sugerir que la cultivación de plantas transgénicas podría alterar seriamente la ecología del suelo reduciendo su diversidad microbiana, que aumenta la fertilidad del suelo con el paso del tiempo- algo que probablemente es irreversible”... “ la reducción de la fertilidad del suelo podría conducir a la hambruna en una escala nunca antes vista”…
La metagenómica agrícola nos permitirá estudiar el metagenoma del suelo con muestras obtenidas “in situ” antes de la siembra,  durante el crecimiento del cultivo, luego de  la cosecha y durante muchos ciclos a través del tiempo, estableciendo en cada momento la diversidad genética y a partir de los resultados obtenidos hacer las modificaciones necesarias para optimizar  los suelos. Nuca más comentarios dudosos algunas veces basados en investigaciones parciales y puntuales realizadas “in vitro”.  En el contexto objetivo de la metagenómica agraria “in situ” es donde mueren la palabras en potencial. 

domingo, 27 de enero de 2013

El agotamiento de los recursos naturales del planeta conduce a la biodependencia.

La GFN (Global Footprint Network) y la New Economics Fundation (NEF) anualmente hacen el cálculo de la velocidad con que los humanos consumen los recursos generados en el planeta. Según lo informado, el 22 de agosto de 2012 el mundo agotó los recursos naturales producidos en la tierra durante el año. En apenas ocho meses los seres humanos hemos acabado con todos los recursos que el planeta puede proveer de forma sostenible. El resto del año se vivió a crédito de las futuras generaciones sobreexplotando los recursos naturales, acumulando exceso de carbono en la atmósfera y con la imposibilidad de procesar toda la basura generada. El "día del agotamiento" (Global Overshoot Day) se alcanzó 36 días antes con relación al año 2011. ¿Existe alguna solución?... Sólo la bioeconomía es viable, una economía basada en la biotecnología que utiliza materias primas renovables y su acervo de 65 millones de genes para generar energía, hacer más y mejores alimentos, producir con residuo cero para cuidar el medio ambiente y disminuir los gastos en salud, generando a su vez ingresos y trabajo en forma sustentable. Únicamente las "3 b" nos permitirán llegar a un nuevo tipo de equilibrio para hacer posible la vida en la tierra: bioeconomía, biotecnología y biofábrica transgénica.

domingo, 14 de octubre de 2012

La biotecnología podrá con el hambre del mundo.

Alberto Luis D'Andrea
Biotecnología & Nanotecnología al Instante. Nº98

Aproximadamente 925 millones de personas en el mundo no comen lo suficiente para vivir saludables (FAO, 2012). Una de cada siete personas en la tierra se acuesta a dormir todas las noches con hambre. El hambre encabeza la lista de los 10 principales riesgos para la salud. Cada año muere más gente por el hambre que por otras causas como el SIDA, la malaria y la tuberculosis.Un tercio de las muertes en niños menores de cinco años en países en desarrollo están relacionadas con la desnutrición…
Dos corrientes de opinión pretenden establecer las causas del hambre en el mundo. Una la atribuye a la falta de producción de la cantidad necesaria de alimentos. La otra  sugiere que sobra capacidad para producir alimentos, el problema radica en la falta de los  recursos económicos necesarios para su compra por parte de los necesitados.
Curiosamente la biotecnología puede dar respuesta a las dos problemáticas señaladas. Su capacidad para producir más alimentos está ampliamente demostrada. A la revolución productiva de los transgénicos, le podemos agregar la posibilidad producir carne en birreactores en cualquier lugar del planeta o la de aprovechar al máximo la biotecnología de microalgas. A modo de ejemplo, la microalga spirulina (contiene un 70% de proteínas, calcio, fósforo y vitaminas) constituye un alimento anti-desnutricional completo, cultivable en piletones,  sobre tierras no aptas para cultivo. Solo tres gramos de spirulina por día pueden evitar la desnutrición en un niño…
En cuanto a la segunda problemática planteada ¿qué puede hacer la biotecnología para generar los recursos económicos necesarios para alimentar a los hambrientos?
Los primeros equipos para la secuenciación de los genomas en unas pocas horas y a un costo accesible (entre 100 y 1000 dólares) ya se están comercializando con fecha de entrega  en el 2013, constituyendo un punto de partida y de  inflexión en el conocimiento del genoma de 7000 millones de seres humanos y por ende en el inicio de la era de  una medicina personalizada  genético-molecular. Basta decir que unas 6000 enfermedades conocidas son producto de un único gen dañado. Estamos hablando ni más ni menos de un diagnóstico a nivel genético-molecular, terapias a nivel molecular y en disminuir en forma drástica los gastos en la salud mundial producto de tratamientos prolongados y costosos de enfermedades  crónicas terminales.  Esto permitirá una drástica disminución en los gastos destinados a la salud mundial y un volumen de recursos económicos liberados suficientemente importantes para ser utilizados por los estados en la generación-provisión de alimentos para los millones de habitantes de la tierra sin capacidad de adquirir alimento alguno.
Con la firme convicción de todos nosotros, la biotecnología podrá con el hambre del mundo.
Lecturas complementarias:

jueves, 2 de febrero de 2012

Hacia una integración tecnológica de la cadena de valor agroindustrial

Alberto L. D'Andrea
MATERIABIZ
Una de las problemáticas más importantes de la producción vinculada a los alimentos es la fragmentación de los distintos actores. Cada uno maneja su problemática sin una visión de la cadena de valor en forma integrada. Así tenemos identificadas actividades relacionadas con la producción agropecuaria en el campo, con el trasporte, con la producción tecnológica de los alimentos, con la exportación, etc. Las nuevas tecnologías nos brindan la forma de gerenciar la cadena de valor agroindustrial desde cualquier lugar físico a través de la informatización y del seguimiento satelital. Las nuevas tecnologías necesarias para producir la simbiosis tecnológica entre el campo y la industria son: la biotecnología, la automatización, la robótica,la informatización y el seguimiento satelital. Todas ellas interrelacionadas mediante la innovación tecnológica y la gestión empresarial.
El enfoque de integración de la cadena de valor desde las nuevas tecnologías soluciona el viejo problema de la fragmentación entre los distintos sectores protagónicos y crea un nuevo paradigma de integración tecnológica entre el campo
y la industria.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Carne biotecnológica

Alberto L. D'Andrea
El Federal 21/08/08
La posibilidad de producir carne en forma artificial a partir del cultivo de células a escala industrial se vislumbra como una importante opción frente a las necesidades y problemas de la época. La ONU está interesada en el desarrollo de esta técnica debido a la necesidad de alimentos para los 3000 millones de habitantes más que poblarán la tierra entre el año 2000 y el 2050. En un manifiesto expresa “ …si la carne de vaca y la de otros animales puede ser manufacturada a partir de células madre, la tierra, el agua, el trigo y otros recursos pueden ser ahorrados….. la investigación de la célula madre para la producción en serie de carne debe ser tenida en cuenta y dedicarle un pensamiento serio”.
Un informe publicado por la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, indica que el ganado genera más emisiones de gases de efecto invernadero que el transporte, instando a la inmediata remediación del problema.
En las nuevas fabricas de carne, los tejidos musculares se desarrollarán en tanques de gran tamaño (biorreactores) en los cuales la carne crecerá durante semanas en un medio de cultivo adecuado.
La temática tomó un nuevo impulso cuando durante el pasado mes de abril se desarrolló en Noruega el Primer Simposio Internacional de Carne In Vitro con la participación de importantes científicos y tecnólogos.
Cuales serían los principales punto a favor de la producción de carne biotecnológica:
• Factibilidad de producir mayor cantidad de alimentos sin necesidad de contar con tierras aptas, ahorrando recursos naturales y disminuyendo el calentamiento global.
• Evitar la matanza de animales. La organización: People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), ofrece una recompensa de un millón de dólares a quien produzca tejido muscular de pollo in Vitro con propiedades organolépticas y costos aceptables.
• Otra ventaja de la carne biotecnológica con respecto a la tradicional, es que es más sana; no contendrá grasa, ni tendrá residuos de pesticidas, hormonas, arsénico (proveniente de aguas arsenicales), no contendrá carga bacteriana significativa ni producirá enfermedades como la denominada “vaca loca”.
En resumen, la carne biotecnológica presenta ventajas éticas, medioambientales, toxicológicas, de higiene y nutritivas frente a la carne tradicional.
Sus puntos en contra son:
-Su costo actual estimado es el doble de la carne tradicional
-Todavía faltan detalles tecnológicos para mejorar la producción y bajar costos.
-Debe ser aceptada por el consumidor.
La población no está mentalmente preparada. Muchos seguramente saldrán a decir que prefieren la carne natural tradicional a la biotecnológica producida in vitro. ¿Cuánto tiene de natural la producción tradicional? A los pollos, por ejemplo, se los cría amontonados, con luz artificial y buenas dosis de antibióticos.
Todo lo expuesto me lleva a establecer algunas reflexiones:
La biotecnología sigue dando respuestas únicas e impensadas a la problemática de la era actual.
Habrá que tener la mente abierta a este nuevo futuro para poder evaluar tempranamente sus innovaciones y obtener rápidamente beneficios competitivos.
Los últimos desarrollos en cuanto a la producción de combustibles, alimentos y medicamentos, entre otros, nos enseñan que el bienestar de un país y del mundo estará fuertemente acotado por su capacidad de realizar desarrollos y emprendimientos biotecnológicos

Visitas: